¡Vaya foto!, ¿y dices que éste es tu profe de...?

¡Vaya foto!, ¿y dices que éste es tu profe de...?
Educadores | 16-Dic-2015
0 comentarios

Se acercan las Navidades, un momento para desconectar de la rutina diaria, recuperarse del estrés de exámenes, evaluaciones y reuniones de fin de trimestre, recargar pilas para afrontar con éxito el siguiente, pero, sobre todo, para disfrutar con familiares, amigos/as y compañeros/as.

Así pues, mientras nuestra agenda se llena de comidas, cenas y fiestas, nuestro móvil/Smartphone y los de nuestro entorno se cargan de fotos entrañables y divertidas que empiezan a circular rápidamente vía WhatsApp, Facebook y similares.

Ahora bien, puede que no nos sintamos cómodos si alguna de esas imágenes cae en manos de cualquiera, mucho menos si se trata de nuestros alumnos/as, ya que con ello podemos perder parte de nuestra autoridad en el aula. Para evitarlo conviene seguir algunas recomendaciones, que no difieren mucho de las que ya les estamos dando a nuestros estudiantes:

  1. Solicitar la autorización (aunque sea verbal) de quien sale en una foto antes de subirla/enviarla.
  2. Antes de dar una autorización o de subir y enviar una imagen, pensar qué nos aporta (¿mejora la imagen que proyectamos en Internet?, ¿es realista?, ¿me gustaría que la vieran mis alumnos/as?, ¿o sus padres?, ¿y mi equipo directivo?), qué repercusiones puede tener a corto plazo (en unos días) y a largo plazo (en unos años, por ej. si se mantiene o cambia nuestra trayectoria profesional).
  3. Configurar las opciones de privacidad de nuestras redes sociales, de modo que, por ejemplo, nuestras publicaciones en Facebook sean accesibles sólo a nuestros “amigos”.
  4. Valorar en cada caso si es buena idea etiquetar las fotos, pues es una funcionalidad muy útil, pero que también tiene sus riesgos.

 

Identidad digital

Seamos conscientes de que una vez que una foto sale a Internet, podría acabar en manos de cualquiera, ya que aunque podemos controlar a quién se la enviamos en primera instancia, no vamos a poder controlar cómo la difunden nuestros contactos, ni sus niveles de privacidad (¿lo que publican es sólo para sus “amigos” o es “público”?).

Y es que todas nuestras acciones en línea y las de otras personas que se refieran a nosotros, configuran nuestra identidad digital, la imagen que ofrecemos en Internet. Una imagen accesible por cualquiera, desde cualquier lugar y en cualquier momento, un rastro permanente que nos interesa sea lo más realista y positivo posible.

Por ello, puede que nos sea útil estar atentos a lo que se dice de nosotros en Internet, configurándonos una serie de alertas en buscadores con nuestro nombre y apellidos, materia/curso, colegio/instituto, etc. En definitiva, practicar el egosurfing.

 

El profesor/a, un modelo para sus alumnos/as

Aunque haya momentos en que parezca descabellado, los y las docentes sabemos que somos adultos de referencia para nuestros alumnos/as, un modelo a seguir por su parte, de modo que debemos practicar la coherencia y responsabilidad, cumpliendo nosotros mismos aquellas indicaciones que les damos (por ej. en el uso de Internet).

Imagen de una pata seguida por sus crias

"Tú eres un modelo a seguir"

Es más, nuestras actitudes y comportamientos, en el aula, fuera de ella, e incluso por Internet refuerzan (o merman) nuestro prestigio y autoridad, lo que repercute en las dinámicas de aula y afecta al aprendizaje y rendimiento de nuestros alumnos/as.

Dada nuestra labor de liderazgo en los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula, debemos hacernos conscientes de los retos que suponen para el futuro de nuestros alumnos/as (para su identidad digital), el envío, la subida y compartición de imágenes por medios electrónicos, redes sociales, etc. de modo que podamos, orientarles y ayudarles a gestionar mejor ese aspecto que forma parte de su vida cotidiana.

Aprovechemos la ocasión que nos brindan estas fechas para ser más conscientes a título individual, practicar unas buenas pautas a la hora de compartir nuestras imágenes (evitando problemas y mermas de autoridad), y apoyemos a nuestros alumnos/as en la construcción de una identidad digital adecuada y responsable.

Por último os invitamos a compartir con nosotros vuestros comentarios, recomendaciones y experiencias en este sentido, pues pueden ser muy enriquecedoras para toda la comunidad educativa. Gracias de antemano por vuestra colaboración.

Internet
Privacidad
profesionales

Añadir nuevo comentario