"Tú decides en Internet", cuidando los datos personales en la comunidad educativa

Imagen decorativa "Tú decides en Internet", cuidando los datos personales en la comunidad educativa
Educadores | 9-Nov-2017
0 comentarios

¿Este curso formas parte del equipo directivo del centro o realizas funciones de administración y no estás muy puesto en la protección de datos, sobre todo en la adecuada gestión de información de menores de edad? Como equipo docente, ¿te preocupa la utilización de datos en las plataformas educativas y aplicaciones que se utilizan en el contexto del centro?

Para dar a conocer la importancia de proteger la información personal en Internet entre alumnos y familias y resolver los interrogantes más habituales de la gestión de datos en el entorno educativo, puedes apoyarte en los nuevos recursos de sensibilización e información de la campaña "Tú decides en Internet" de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Destacamos a continuación cómo aplicar estos recursos en la educación de niños y adolescentes, tanto en el entorno educativo como en familia.

 

La gestión de datos personales en el centro educativo

Listados, calificaciones, fotos, autorizaciones, grabaciones,… El día a día en el centro educativo incorpora dispositivos e infraestructura tecnológica que implica aportar y compartir información personal sobre los alumnos y sus familias, así como de los profesores. ¿Cómo estar seguros de que la forma en la que son recogidos, almacenados y desechados es la correcta? Tanto si somos personal educativo que puede estar en contacto con esta información de los alumnos, como padres interesados en que esta gestión sea de confianza, nos interesa conocer los principales aspectos recogidos en la Guía para centros educativos. Te presentamos algunos de ellos ¡Anótalos!

  • Datos, los imprescindibles. El centro puede solicitar y recoger información diversa, siempre que se delimite estrictamente a la función educativa y sea proporcional con la actividad o gestión que se vaya a realizar. Así, por ejemplo, los profesores pueden pedir desde fotografías de los alumnos para incorporarlos al expediente académico, hasta datos biométricos si se utilizan sistemas de control de acceso a determinados recintos, como por ejemplo, el comedor. También será necesario tener en cuenta las circunstancias familiares y de salud para hacer el correcto seguimiento del menor, por lo que es habitual que el centro solicite datos como la situación familiar de los padres de los alumnos, las personas autorizadas a recoger al alumno, o información relativa a la salud del alumno y posibles alergias, entre otras.

  • Con o sin autorización. Como pauta general, los centros pueden realizar determinadas funciones de ámbito educativo sin necesidad de solicitar consentimiento, que incluyen la función educativa, la gestión de trámites jurídicos y para preservar el interés del menor. En el resto de ocasiones, será necesario solicitar autorización, bien a los alumnos o bien a sus padres si estamos ante menores de 14 años.

  • Accediendo al expediente académico. Dado que el uso de plataformas educativas que permiten la comunicación entre docentes y los alumnos y sus padres está cada vez más extendido, no está de más saber que la información tiene que poder compartirse en privado y no visible al resto de alumnos o familias. De la mima manera, el profesor sólo accederá al expediente académico de los alumnos a los que imparte la docencia, sin que esté justificado acceder a los expedientes de los demás alumnos del centro.

  • La imagen, a debate en el colegio. ¿Eres de los padres que prefieren ver las actividades que realizan tus hijos en el cole a través de redes sociales o de los que prefieren perseverar su intimidad? Estas dos posturas siempre generan debate con el centro educativo en medio de la acción. Por ello, la guía propone cómo publicar estas imágenes tanto en la web del centro, como en el caso de las redes sociales del centro educativo… ¿Una pista? Mejor en privado o, si es en público, con el consentimiento inequívoco de los padres. Para más información, también te recomendamos “¿Fotos en el cole, sí o no?”.

  • ¿Y fuera del colegio? Muchas veces estas fotos y vídeos las generan los padres en el propio centro. Este tipo de contenidos se consideran exclusivamente personales e inscritas en el marco de la vida privada, familiar y de amistad. A pesar de que están excluidas de la aplicación de la normativa de protección de datos, es un buen momento para que el centro educativo refuerce la sensibilización a los padres sobre la importancia de preservar la intimidad de los demás alumnos y sus familias.

  • Mensajería instantánea ¿sólo para asuntos escolares? Es cada vez más habitual el uso de aplicaciones como Whatsapp entre padres, incluyendo en ocasiones a profesores. En estos casos, la AEPD proporciona diversas pautas para que su uso sea razonable y siempre de forma complementaria a los canales disponibles a través de las plataformas educativas. Ahora bien, la guía no es ajena a las posibles circunstancias que pueden ocurrir y a las posibilidades que brindan estas aplicaciones, por lo que contempla, por ejemplo, que el profesor pueda acceder a la información del móvil del alumno sin consentimiento, en situaciones especialmente graves y en las que esté en riesgo la integridad del menor.

  • Cámaras en el centro educativo. Por último, no está de más tener en cuenta que algunos centros utilizan cámaras de videovigilancia como medida para garantizar la seguridad, colocadas siempre en zonas comunes, que no incluyen aulas o vestuarios.

 

Conociendo cómo cuidar nuestros datos personales en familia

Como padres, algunos de los interrogantes más habituales tienen que ver con la importancia de que se comparta cierta información de nuestros hijos en Internet, llegando a sentir que la situación nos supera o no sabemos cómo abordar bien estos aspectos. Lejos de lo que solemos pensar, se trata de aspectos al alcance de cualquier usuario y que podemos aplicar en una primera instancia de manera sencilla. Además, hoy en día existen recursos adaptados para facilitarnos esa labor, comprensibles y que nos harán adquirir conocimientos básicos sobre esta materia.

En este sentido, la Agencia de Protección de Datos, siendo consciente de ello ha cuenta con un taller, “Los menores y su cibermundo”, enfocado para aquellos padres que quieran formarse y que supone un buen apoyo para ello. Mediante una serie de vídeos formativos, fácilmente comprensibles y dinámicos ,se explican aspectos sobre gestión de privacidad, mediación parental, uso de herramientas de control parental… con el fin de que puedan adquirir cierto dominio y posteriormente puedan aplicarlos con sus hijos, trasmitiéndoles ciertas prevenciones a la hora de navegar.

 

La información personal, controlada en cada etapa

En ciertas etapas de nuestra vida buscamos la popularidad y el reconocimiento y de los demás, esto también lo reflejamos en Internet. ¿Quién no ha enseñado a todas sus visitas sus álbumes de las últimas vacaciones que disfrutó en la playa? Pues bien, si nos paramos a pensar, nada ha cambiado, el fin es el mismo aunque el medio ahora sea Internet. Mediante esta exposición, muchos adolescentes se sienten reconfortados publicando gran cantidad de información personal, a veces sin ser conscientes de todos los datos que han ido compartiendo a lo largo del tiempo (lugares que frecuenta, quienes son sus amigos, dónde vive, curso en el que está, edad que tiene, quién es su familia, etc.).

Lo adecuado es que desde pequeños les podamos ir aportando concienciación sobre qué debe y no debe compartir, hacerle conocer los riesgos, las consecuencias… y poner a su alcance medidas preventivas. Este aprendizaje de gestión de datos personales en la Red, se irá haciendo de manera adaptada a su edad, de pequeños necesitarán más supervisión hasta que podamos ver que van siendo más independientes y que usan el medio adecuadamente.

Y aunque no hayamos realizado esta labor en la etapa de la infancia, nunca es tarde para aprender. Es importante que busquemos la manera de hacerles reflexionar sobre este aspecto y otros iguales de importantes, como por ejemplo respetar también a los demás en la Red. Una buena manera para hacerlo, puede ser que tratemos de apoyarnos en materiales como la Guía “No te enredes en Internet” y la Guía “Sé legal en Internet” que proporciona la Agencia de Protección de datos. También ofrecen otros recursos más visuales, como el vídeo “Tú controlas en Internet”, donde es posible que se empatice más rápidamente al mostrar de manera más clara la causa-efecto. Además, nos invita a recapacitar sobre cómo nos dejamos llevar en Internet pudiendo llegar a ser “esclavos de lo que decimos y poco dueños de la propia información que hemos compartido”.

Alumnos comunicándose con sus móviles

 

¿Necesitas más información?

Si necesitas profundizar más en algún aspecto o simplemente quieres mayor grado de detalle de lo que te hemos explicado, puedes consultar en nuestra “sección de recursos”, la Guía para centros educativos de la Agencia Española de Protección de Datos y visualizar y compartir sus vídeos, ¡son muy didácticos! Además también tienen en su web varios talleres orientados a padres y profesores que te ayudarán a formarte y si todavía continúas con dudas puedes comentárnoslo, ¿cumple tu centro educativo las medidas que te hemos contado? ¡Cuéntanoslo!

Guía
Información personal
profesionales

Añadir nuevo comentario