Momo: analizando el último reto viral dirigido a adolescentes

Reto viral Momo
Familias | 20-Jul-2018
0 comentarios

Si convives con adolescentes, es bastante probable que hayas oído hablar de Momo. Del mismo modo que en su momento ocurrió con el peligroso reto de la ballena azul, este nuevo fenómeno viral ha conseguido recorrer el mundo y sembrar el miedo en tan solo unos días. Para que entiendas cómo funciona el efecto “bola de nieve” en los retos virales, te contamos cómo surgen y cómo debes actuar si tu hijo es víctima de ellos.

¿Cómo empezó todo?

Momo es una escultura con apariencia terrorífica a la que se le han atribuido cualidades paranormales y malignas, llegando a difundirse en la red que es posible contactar con ella a través de WhatsApp.

Resulta muy complicado identificar el origen de esta clase de propagaciones. En principio, todo apunta a que sus inicios comenzaron con una imagen en una red social en la que se invitaba a entablar comunicación a través de mensajería instantánea con “el número de teléfono de Momo”. El fin era evitar una maldición o su aparición inesperada después de haber visto la imagen inicial.

Aunque puede sonar descabellado y poco creíble, debemos tener en cuenta que su origen se sitúa en Asia, donde el terror adolescente suele ser un tema muy recurrente en sus historias. Esto unido a la sugestión propiciada por el boca a boca de diferentes internautas, quienes aseguraban que al enviarle un mensaje a Momo, ésta respondía con amenazas y revelando información personal.

Otro factor que ayudó a su difusión fue el hecho de que algunos medios de comunicación se hicieron eco de ello y los YouTubers aprovecharon el interés que generaba para crear vídeos que les generaban visitas y beneficios.

¿Dónde está el riesgo?

Durante la infancia y adolescencia se suele carecer de suficiente madurez emocional, por lo que la credibilidad otorgada a este tipo de criaturas puede ser mayor que en otras etapas, causando daños colaterales (ansiedad, depresión, insomnio, etc.).

Muchos usuarios aseguraron haber llegado a interactuar. En este sentido, se debe extremar la precaución a la hora de revelar información a desconocidos, pues no sabemos quién está detrás ni con qué intenciones (acoso, grooming extorsión, manipulación, etc.).

A veces este tipo de retos no surgen de manera premeditada sino con diversos fines, como pueden ser el entretenimiento o la motivación. Sin embargo, cuando un contenido termina siendo exitoso, puede ser aprovechado y utilizado con fines peligrosos (poner en riesgo la salud, hacer apología de creencias, lucrarse o sembrar pánico, entre otros).

¿Qué podemos hacer?

  • Desarrollar la capacidad crítica de tus hijos. Como padres, es importante que ayudemos a nuestros hijos a desarrollar su capacidad crítica y a contrastar la información antes de interiorizarla. Este falso juego viral puede ser una buena oportunidad para hacerles recapacitar sobre los bulos que circulan por Internet.
  • Educarles digitalmente. Es importante insistirles en la importancia de no compartir a su vez esta clase de retos, de este modo ayudaremos a que su propagación no continúe.
  • No contactar con desconocidos. Agregar a WhatsApp números que nos encontramos en Internet sin tener la certeza de saber quién está detrás, sitúa al menor en una posición de riesgo. En el caso de haber cometido la imprudencia, si la otra persona nos está increpando, podremos bloquear al usuario y reportar a la plataforma lo ocurrido.
  • Cuidar la privacidad. Compartir el teléfono en Internet, así como cualquier dato personal, nos hace más vulnerables, pudiendo ser víctima de fraudes o suplantación de identidad que pueda aprovechar esa información que hemos revelado.
  • Reportar contenidos peligrosos. En aquellos casos en los que observamos que un contenido no es adecuado o puede poner en riesgo al menor, se podrá reportar a la Línea de Reporte de IS4K.
  • ¿Qué opinas de este reto?, ¿alguna vez has participado en uno parecido? Cuéntanoslo en el hilo de comentarios y recuerda que ante la duda o siempre que necesites asesoramiento profesional y especializado, puedes recurrir a la Línea de Ayuda gratuita y confidencial de IS4K, 900 116 117, donde recibirás atención psicosocial adaptada a tu situación.
Adolescencia
Consejos
Noticias
Privacidad
Riesgos

Añadir nuevo comentario