Límites técnicos para un día a día más seguro

is4k_limites_tecnicos_para_un_dia_a_dia_mas_seguro_900x617.jpg
Familias | 15-Jun-2021
0 comentarios

 

Herramientas como las normas y los límites, los controles parentales y las opciones de privacidad, seguridad y bienestar digital, son apoyos valiosos para una mediación parental eficaz. Si se utilizan de manera adecuada, pueden ayudar a los menores a desenvolverse con autonomía y seguridad en Internet. Con el fin de acercar estos aspectos a la realidad de las familias, INCIBE, la Asociación de Internautas, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) y la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) han desarrollado la campaña Herramientas de control parental #PantallasMásSeguras, en la que se enmarca este artículo.

 

En general, padres y madres podemos estar de acuerdo en que la mediación parental es esencial para garantizar la protección de los menores cuando acceden a Internet, usan el móvil, la tablet o la consola. Sin embargo, frente a muchas situaciones del día a día, pueden surgirnos dudas sobre qué estrategia es la más apropiada.

Una de las principales opciones a nuestro alcance es la de establecer normas y límites. Esto no implica restringir arbitrariamente el contacto de nuestros hijos e hijas con las tecnologías, dejándonos llevar por miedos infundados. Nuestro propósito ha de ser educativo, marcando unos límites que reduzcan el nivel de riesgo al que se exponen, y que a su vez promuevan su responsabilidad y les permitan ir creciendo en autonomía.

Los límites son necesarios

Si tenemos hijos/as pequeños, seguramente no les dejaremos salir a la calle solos. Tampoco les permitiremos bajarse de la acera mientras paseamos juntos, o puede que tengan que darnos la mano para cruzar un paso de cebra. Son normas que les imponemos por su seguridad, porque la calle es un entorno donde existen riesgos para un menor, y vemos que aún no tienen la suficiente autonomía y madurez para afrontarlos. Del mismo modo, en Internet los límites también son necesarios.

Familia

Guía de herramientas de control parental

Los adultos a menudo hablamos de los miedos que nos genera la Red cuando son los menores los que la utilizan. Palabras como ciberacoso, sexting o virus aparecen periódicamente en las noticias, afectando a la sensibilidad de nuestras familias. Pero después, no siempre tomamos las medidas de protección adecuadas cuando ponemos un móvil en sus manos para que jueguen o aprendan en Internet. Hemos normalizado tanto el uso de la Red, e incluso a veces sobrevaloramos el conocimiento de Internet por parte de nuestros hijos e hijas, que a veces se nos olvida que los menores no están preparados de manera innata para enfrentarse a un espacio de tal magnitud, con infinitos contenidos, y en contacto con cualquier persona del mundo.

   En Internet se comparten infinitos contenidos y podemos hablar con cualquier persona del mundo

¿La solución es prohibirles conectarse a Internet o manejar tecnología? Claramente no. Además, este tipo de medidas pueden tener un efecto contraproducente en los menores. En cambio, resulta provechoso establecer unos límites que reduzcan el espacio de Internet en el que se pueden mover los menores, especialmente en sus primeros pasos por la Red, de modo que se encuentren con menos riesgos y de menor gravedad.

Además de este espacio, se ha de limitar el tiempo de uso, y la manera en que se utiliza Internet. Para ello es fundamental pactar con los menores unas normas que les permitan prevenir problemas, ir ganando autonomía y experiencia en el uso de Internet, mejorar progresivamente su responsabilidad en el uso de la Red, para poder disfrutar de ella con seguridad.

Las estrategias de mediación restrictiva son uno de los principales ámbitos de actuación en el marco definido en nuestra guía de mediación parental. Entre ellas se incluyen:

  1. Límites y normas de uso.
  2. Controles parentales.
  3. Opciones de privacidad, seguridad y bienestar digital de apps y redes sociales.

Controles parentales a la medida de cada necesidad

Las herramientas de control parental son unas aplicaciones que nos facilitan la introducción de límites en la vida digital de nuestros hijos e hijas, a la vez que nos permiten supervisar parte de su actividad en Internet. Por ese motivo, pueden resultar de utilidad como apoyo de nuestra tarea de mediación parental.

Hoy en día, ya no se trata de aplicaciones exclusivas para los ordenadores o algunos móviles, sino que podemos encontrarnos con herramientas o funciones de control parental en casi cualquier dispositivo con conexión a Internet, incluyendo tabletas, videoconsolas, Smart TV, relojes inteligentes, o juguetes conectados.

Asimismo, ha habido una evolución en cuanto a las funciones que ofrecen. La oferta de controles parentales se ha ampliado adecuándose a diferentes necesidades y objetivos, y ajustándose a las posibilidades técnicas que ofrece cada plataforma. Por ejemplo, se han desarrollado aplicaciones específicas de entretenimiento infantil que preseleccionan contenidos adecuados para los menores (técnica de filtrado de listas blancas), incorporando además funciones para el control del tiempo de uso.

Algunas de las principales funciones de las herramientas de control parental son:

  • Filtrado de contenidos: con el propósito de limitar la exposición a contenidos de carácter sexual, violento o dañino para los menores.
  • Control del tiempo de uso: creando alertas al alcanzar determinado límite de tiempo, impidiendo que se continúe navegando a partir de cierta hora.
  • Seguimiento de la actividad: generando informes con el historial de navegación, búsquedas o de reproducción multimedia.
  • Geolocalización: determinando la posición actual, y el recorrido anterior, del dispositivo del menor.

Las dificultades para escoger la herramienta de control parental más adecuada en nuestro caso, o el esfuerzo de ponernos a configurarla, nunca deben ser un obstáculo para utilizarlas. Para echaros una mano, podéis consultar nuestro catálogo de herramientas de control parental.

Sacando partido a las opciones de seguridad

Además, en cada servicio que utilicen los menores debemos dedicar unos momentos a revisar su configuración para aprovechar las opciones de seguridad, privacidad y bienestar digital que ofrecen.. Las redes sociales (Instagram, TikTok, WhatsApp, etc.), los videojuegos (Clash of clans, Fortnite, Minecraft, etc.) y otras apps (YouTube, YouTube Kids, etc.), ofrecen opciones que pueden sernos útiles.

Teléfono móvil con herramienta de control parental

Si bien este tipo de opciones no son herramientas de control parental propiamente dichas, pueden ser una segunda barrera de seguridad para el menor. De la misma manera, también pueden resultar de utilidad cuando nuestros hijos e hijas necesitan algo más de libertad en la Red, pero aún no están preparados para utilizarla sin límites.

Se trata de adaptar las aplicaciones y las redes sociales a sus capacidades, igual que adaptamos su bicicleta regulando la altura del sillín, del manillar o colocando ruedines. Al utilizar cualquier app o servicio en Internet, hemos de asegurarnos que tengan el mayor nivel de protección posible gracias a la personalización de estas opciones de seguridad.

Como vemos en otros ámbitos, y también en el de Internet, las normas y límites son esenciales para aprender a desenvolverse con autonomía y seguridad. Lógicamente deben ser consecuentes con la progresión natural del menor, adaptándose al desarrollo de habilidades, a su madurez y a su responsabilidad. Si llega un momento en el que les dejamos salir solos a la calle, modificando las normas que fijamos cuando eran pequeños, en Internet ocurrirá lo mismo, cuando veamos que estén preparados.

Por último, cabe destacar la importancia de ser conscientes de que ninguna de estas funciones garantiza una protección absoluta del menor. Son un apoyo en nuestra tarea de mediación, pero deben ir unidas al acompañamiento personal, y a la transmisión de conocimientos sobre los riesgos de Internet y su uso responsable. No olvidemos que nuestra principal herramienta es el diálogo cotidiano con nuestros hijos e hijas, y que si tenemos dudas, las podemos consultar con la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, bien en el número corto 017, los canales de mensajería instantánea en WhatsApp (900 116 117) y Telegram (@INCIBE017) o también a través del formulario web.

Y ahora te toca a ti, comparte con toda la comunidad de IS4K tus comentarios sobre las normas, límites y controles parentales, ¿los utilizáis en casa?, ¿qué estrategias os funcionan mejor? ¡Gracias por tu participación!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que usted no es un robot y para evitar envíos automáticos de spam.