Juntos aprendemos ciberseguridad

Imagen decorativa SID2020
Familias | 8-Ene-2020
0 comentarios

Estamos cada vez más concienciados sobre la necesidad de protegernos en el entorno de Internet. Cada día lo demostramos con nuevos hábitos, y buen ejemplo de ello es que alrededor del 90% de los usuarios utilizan regularmente medidas de seguridad como cortafuegos o programas antivirus. Como sociedad, tenemos además la responsabilidad de transmitir estas prácticas seguras a los menores y garantizar su protección.

Nuestro papel en la búsqueda de una Internet más segura

El 11 de febrero de 2020 celebraremos el Día de Internet Segura o Safer Internet Day, un evento en el que todos los años se promueve un uso seguro y positivo de la tecnología. Organizaremos diferentes actividades y todos estamos invitados a formar parte de este día. El objetivo común siempre es concienciar acerca de la seguridad en Internet, sobre todo a los menores. No nacen sabiendo cómo autoprotegerse de los riesgos. En el caso de la tecnología, aunque parezca que la dominan, necesitan formación como en cualquier otro ámbito. Al igual que aprenden de los adultos a realizar las actividades diarias sin peligro, como caminar por la calle, relacionarse o cocinar, también deben aprender a crear una rutina digital segura.

Esa formación es lógicamente preventiva, es decir, aunque no puedan evitar el 100% de los riesgos sí les permitirá reducir las situaciones de peligro y minimizar los daños en caso de tener algún problema o conflicto. Podemos compararlo con la seguridad vial, que no impide que existan los accidentes pero sí disminuye las probabilidades de que ocurran.

Y al igual que pasa con las pautas de seguridad para andar por la calle o conducir un vehículo, no se aprende en un día, no es suficiente con darles una charla puntual o entregarles un folleto informativo. Debemos incorporar esta enseñanza en su día a día en todos los ámbitos. Por eso, todos los adultos de su entorno tenemos la responsabilidad de dar ejemplo, de instruirles y mostrarles cómo actuar al conectarse a Internet. El Día de Internet Segura se marca cada año como propósito animar a menores y adultos a conseguirlo.

Sin duda, los adultos somos una referencia esencial para un menor, principalmente la familia. Puede que no seamos conscientes pero todo lo que hacemos diariamente les transmite conductas y valores, también en el uso de la tecnología. Por ejemplo, si nos acostumbramos a revisar las opciones de seguridad de las redes sociales que utilizamos, será un hábito que nuestros hijos/as adquirirán de forma natural al observarlo en casa. Del mismo modo, cuando ignoramos una advertencia por una página web posiblemente maliciosa y seguimos navegando sin realizar ninguna comprobación, les estamos comunicando el mensaje equivocado. Deben observar en nosotros la idea de que la seguridad es importante, una parte imprescindible al utilizar Internet.

Las familias tienen un interés cada vez mayor en proteger a los menores en el contexto digital y ya es habitual que instalen un control parental o filtros de contenidos en sus dispositivos. El objetivo en el hogar es conseguir que la seguridad forme parte de su rutina, de su día a día. No se trata de dedicarles solo unos minutos cuando estrenan su primer móvil o una videoconsola. Debemos ser conscientes de que es un aspecto en constante evolución y es necesaria una atención continua y cotidiana dentro de nuestra labor de mediación parental.

Toda una comunidad comprometida

La industria tecnológica también forma parte del Día de Internet Segura porque su papel es fundamental. Constantemente se actualiza en la búsqueda de funciones y herramientas que garanticen la seguridad de los menores al utilizar Internet. Hace unos años, niños o adolescentes no tenían un acceso frecuente a los móviles o los ordenadores, pero eso indudablemente ya no es así. Gracias a la demanda de ciudadanos y empresas se está realizando un esfuerzo para mejorar el bienestar digital del usuario, en especial de los menores de edad por ser más vulnerables.

De esta forma, cada aplicación y dispositivo posee opciones de protección frente a los riesgos y estas mejoran continuamente; por ejemplo, opciones de privacidad en redes sociales, verificación en dos pasos para acceder a las cuentas o alertas de tiempos de uso en las aplicaciones. Además, las familias cada vez solicitan más servicios y contenidos positivos y de calidad para los menores, conscientes de que es nuestra responsabilidad como usuarios/as.

Asimismo, durante el Día de Internet Segura se anima a las empresas a participar de forma activa en la creación de una Internet mejor, especialmente con aquellos servicios que utilizan los menores y sus familias. Promover herramientas de seguridad y soluciones frente a los problemas que les afectan en Internet es la clave para mejorar su experiencia como usuarios/as.

Por último, no nos podemos olvidar de uno de los agentes fundamentales en el desarrollo de los menores: el entorno educativo. Sabemos que es un factor imprescindible en la transmisión de conocimientos sobre seguridad en Internet, aportando un aprendizaje transversal a los alumnos/as.

Así, en el centro educativo se refuerzan los hábitos adquiridos en casa, como reconocer los riesgos, protegerse frente a posibles amenazas y utilizar la tecnología de forma positiva. Realizar actividades socioeducativas en el aula sobre cómo configurar los dispositivos puede facilitar la asimilación de estas pautas, fomentando también que entre los propios menores compartan su experiencia.

Entre todos estamos aceptando el contexto actual de uso de la tecnología, preparando a los menores a afrontar y resolver problemas a través del conocimiento, el análisis y pensamiento crítico. Juntos estamos aprendiendo ciberseguridad.

En definitiva, el objetivo común de todos los agentes que participamos en el desarrollo de los menores es garantizar su seguridad y promover su autonomía. Parte imprescindible de este propósito es normalizar el uso adecuado de la tecnología y juntos es la mejor forma de conseguirlo.

Llévalo a la práctica: actividad para el aula

Desde Internet Segura for Kids, el canal especializado en menores de INCIBE, os ofrecemos numerosos recursos para integrar la seguridad en Internet en todas las áreas educativas, siempre de forma dinámica y divertida. Este tipo de ejercicios en el entorno escolar ofrecen beneficios de aprendizaje multidisciplinar, conectando diferentes materias y áreas de conocimientos mientras normalizamos el uso responsable de la tecnología.

Con motivo del Día de Internet Segura 2020 os presentamos una nueva actividad didáctica que propone a los alumnos/as un reto de aprendizaje utilizando una metodología creativa. Para ello, animaremos a los estudiantes a investigar y conocer de cerca las opciones de seguridad de sus dispositivos y aplicaciones favoritas, con el objetivo de crear entre todos un vídeo publicitario sobre lo que han aprendido. ¿Te animas a ponerla en práctica en tu aula?

Además, ¡vuestro vídeo puede tener premio! Participa en nuestro concurso enviando vuestra creación audiovisual en nombre del centro educativo, tenéis de plazo hasta el 3 de febrero a las 13:00 p.m.. El centro ganador se llevará una magnífica impresora 3D de última generación, con la que seguir trabajando y despertando la creatividad de sus estudiantes. No dejes pasar esta oportunidad y motiva a tus alumnos/as para formar parte del Día de Internet Segura 2020.

Añadir nuevo comentario