Conoce “Tiempo de uso”, el control parental de Apple

IS4K Screen Time / Tiempo de uso Apple
Familias | 24-Oct-2018
0 comentarios

Si tu hijos ya cuentan con su propio dispositivo Apple, puede resultarte de gran interés conocer las opciones de control parental que el sistema operativo iOS incorpora en sus últimas versiones. Te contamos en qué consiste y cómo puede ayudarte “Tiempo de uso” ("Screen Time" en su versión inglesa) a la hora de proteger y establecer pautas de uso seguro y equilibrado de la tecnología con tus hijos.

¿Qué necesito para poder usar este control parental?

Este control parental viene por defecto en los dispositivos Apple a partir de la versión 12 de iOS dentro del menú de “Ajustes”, siendo su uso gratuito. Las versiones anteriores de iOS también cuentan con un bloqueo parental, aunque más limitado, que se puede configurar accediendo a “Restricciones”.

Con “Tiempo de uso” Apple va un paso más allá, ofreciendo la posibilidad de supervisar a remoto (desde otro dispositivo iOS) el uso que el menor hace, recibir informes de su actividad online o crear un grupo “En Familia”, que empareja los diferentes terminales.

Repasando las principales opciones de “Tiempo de uso”

Dentro del catálogo de herramientas de control parental de IS4K, el control parental de Apple incorpora las siguientes funcionalidades:

  • Opción “En familia”: consiste en compartir con hasta seis miembros de la familia las compras de iTunes, Apple Books y el App Store, una suscripción familiar a Apple Music y un plan de almacenamiento de iCloud, sin tener que compartir las cuentas. Cuando el organizador de la familia activa las compras compartidas, es posible pagar las compras familiares con la misma tarjeta de crédito y aprobar las compras de los más pequeños desde el dispositivo de un adulto. Para ello, el/los administrador/es (padre, madre o tutor) “emparejan” mediante un código que la herramienta facilita, sus dispositivos con los de su/s hijo/s menores de edad. La principal ventaja de esta opción es que permite compartir entre los miembros del grupo música, películas, libros, programas de televisión o aplicaciones (apps) , siendo también posible configurar diferentes restricciones para cada uno de los hijos en remoto, así como supervisar la actividad de cada uno de ellos de manera ágil en todo momento.
  • Informe de “Tiempo de uso”: los padres pueden visualizar desde sus propios dispositivos iOS, un informe detallado del uso que se está haciendo del dispositivo, entre otras: apps utilizadas, sitios web visitados, activación de la opción “compartir entre dispositivos”, número de notificaciones que recibe y/o frecuencia de encendido del iPhone o el iPad. De este modo, es posible gestionar y establecer los límites pertinentes.
  • Impedir compras y descargas de aplicaciones (iTunes y App Store): se puede evitar que un menor instale, elimine apps o realice compras dentro de las mismas. Además, se puede cambiar el ajuste de contraseña para compras adicionales en iTunes Store y App Store, o Book Store.
  • Restringir el uso de apps y funciones integradas: es posible permitir o no el uso de las apps y funciones propias de iOS. Cuando se desactiva una app o función, no se elimina pero sí queda oculta temporalmente en la pantalla de inicio.
  • Impedir contenido explícito o con calificaciones concretas: se puede restringir la reproducción de música, vídeos musicales, podcasts y noticias que incluyan contenido inapropiado, así como la compartición de aquello que se está escuchando con amigos, la reproducción de películas o programas de televisión con calificaciones concretas o el uso de aplicaciones con sistemas de clasificación de edad o contenidos.
  • Restringir la búsqueda web de Siri: es posible impedir que Siri muestre lenguaje explícito, así como restringir funciones al realizarle preguntas.
  • También es posible limitar el acceso a contenido web para adultos en Safari y las apps del dispositivo, restringir la privacidad (localización, contactos, fotos, micrófono, reconocimiento por voz, publicidad, etc.).
  • No Molestar: permite a los padres programar un periodo de tiempo durante el cual el niño no podrá utilizar el dispositivo iOS. Está opción es muy apropiada para respetar los tiempos de las tareas y concentrarse en aquello que se está realizando sin distracciones, por ejemplo los tiempos de estudio, de sueño, a la hora de la comida, cuando se está en clase, etc. Al activarlo no se mostrarán las notificaciones de las apps y estas aparecerán marcadas para indicar que no está permitido su uso. Los padres pueden elegir qué aplicaciones concretas, como por ejemplo Teléfono o Libros, estén siempre disponibles, incluso si se ha establecido un periodo de inactividad o se ha superado el límite de uso.

Tiempo de uso

Para más información pulse aquí

Recomendaciones de uso

Desde IS4K recomendamos el uso de herramientas de control parental como complemento a la educación digital que se debe de realizar con el menor, evitando que se convierta en la única pauta a aplicar en la labor de mediación parental . Por eso, no podemos olvidarnos de:

  • Apuesta por aplicaciones y contenidos de calidad acordes a la edad del menor. Elige contenidos positivos que sean educativos y divertidos y asegúrate que la clasificación recomendada por edad y/o tipo de contenido se ajusta a tus expectativas con respecto al uso de dicha aplicación por el menor de edad. Tanto el estándar propio de Apple, como la clasificación europea PEGI con guías recomendadas para esta labor.
  • Interesarse por sus gustos. Es importante conocer sus hábitos en Internet, si dispone de redes sociales, cuáles son sus intereses, si se comporta de manera respetuosa, etc. Una buena opción es compartir tiempos de navegación con nuestros hijos, les trasladaremos hábitos adecuados y sabrán cómo reaccionar ante posibles riesgos.
  • Cuidar la privacidad. Trasladar a nuestros hijos la importancia de mantener una reputación online positiva, concienciarles acerca de que no es aconsejable compartir información personal y privada en la Red o enseñarles a bloquear a contactos no deseados y a reportarlos, son aspectos de gran ayuda.
  • Filtros de contenido. Aunque la mayoría de controles parentales disponen de esta opción, siempre es adecuado apoyarse también en aquellos filtros que podamos activar en apps o en el propio navegador, una buena opción es facilitarles “favoritos” que previamente hayamos supervisado. Evitaremos que lleguen a contenidos inapropiados.
  • Límites y restricciones en función de cada situación. Es importante tener en cuenta que la supervisión debe ir cambiando a medida que el menor nos demuestra responsabilidad y se hace mayor. Un recurso útil de gran ayuda para encontrar un equilibrio es la guía de mediación parental.

No olvides compartir tu experiencia con nosotros si usas “Tiempo de uso”, comentando al hilo de este artículo. Además, te recordamos que si necesitas asesoramiento adaptado a tu caso particular, puedes consultarnos a través de la Línea de Ayuda de Ciberseguridad gratuita y confidencial 900 116 117, donde recibirás atención especializada.

Y recuerda… para estar al día y no perderte ninguna de las novedades de IS4K puedes suscribirte a nuestro boletín y seguirnos a través de nuestras redes sociales: (Facebook y Twitter).

Herramientas
Mediación parental
Riesgos

Añadir nuevo comentario