Ciberseguridad en el centro educativo

Ciberseguridad en el centro educativo
Educadores | 4-Oct-2017
0 comentarios

Octubre es el Mes Europeo de la Ciberseguridad y, por qué no, también puede ser el pretexto perfecto para comenzar el curso escolar con buenos propósitos y hábitos seguros en nuestro centro educativo.

A estas alturas, ya nadie pone en duda que colegios e institutos son espacios que debemos proteger de las amenazas que surgen del uso de Internet. Como profesionales en estos lugares de trabajo, maestros, educadores y administradores llevamos a cabo muchas tareas cotidianas que requieren la utilización de dispositivos conectados a la Red: gestión de datos académicos, información de alumnos, herramientas para el aula, etc.

En este contexto debemos asumir que somos en parte responsables a la hora de mantener una actitud segura en el uso de Internet, por nuestra propia seguridad, por la de nuestros compañeros de centro y por la del propio alumnado. Además, no podemos olvidar que somos una referencia, un ejemplo para nuestros alumnos, y entre nuestros propósitos está el fomentar en ellos buenos hábitos al utilizar Internet.

 

¿Por dónde empezamos?

Puede que el término “ciberseguridad” nos suene complejo, pero en realidad, hay muchos pequeños gestos que son sencillos y los podemos aplicar en nuestro día a día. Este concepto integra diferentes técnicas y actitudes que favorecen la prevención y reacción ante los riesgos de Internet. Y si nosotros utilizamos Internet diariamente en nuestro centro educativo, tenemos que normalizar ciertas pautas en ciberseguridad. ¡Vamos allá!

 

  • Uso del correo electrónico en el ámbito escolar. Es una herramienta que utilizamos a diario y puede ser una vía de entrada a muchos problemas en la Red. Lo mejor es no utilizar nuestra cuenta personal, creando una que utilicemos solo para el trabajo. Debemos configurar una contraseña segura y, si es posible, verificación en dos pasos. También es importante aprender a identificar correos fraudulentos o maliciosos, para evitar caer en sus redes y no contribuir a las cadenas de correo que pueden infectar otras cuentas o sistemas.
  • Bloqueo de dispositivos. Los documentos que manejamos en el centro educativo contienen en su mayoría información sensible que debemos proteger, principalmente por tratarse de datos que atañen a menores de edad. Además, tenemos otros archivos privados, como exámenes, notas, etc. Por todo ello, conviene bloquear los diferentes dispositivos en el centro (ordenadores, tablets y móviles) siempre que dejemos de usarlos, aunque sea un momento, y configurar que estos nos pidan una contraseña para seguir trabajando.
  • Archivos y documentos protegidos y bajo control. En un centro educativo es frecuente que traslademos los archivos de un dispositivo a otro: cuando los llevamos a imprimir, cuando queremos proyectarlos en el aula o pasárselos a un compañero. En estos casos, al utilizar memorias USB o de otras formas, debemos extremar las precauciones, proteger los archivos con contraseñas, y acordarnos de eliminar el documento de los dispositivos de uso compartido una vez hayamos terminado la tarea. Debemos realizar copias de seguridad con frecuencia, y en el caso de manejar información extremadamente sensible (informes médicos, psicopedagógicos, etc.), es aconsejable aprender a utilizar los sistemas de cifrado.

Memorias USB en el centro educativo

  • La navegación privada es la mejor opción. A la hora de trabajar en Internet desde el centro educativo, siempre es preferible utilizar la opción de navegación privada o modo incógnito en el navegador, evitando iniciar sesión en el mismo, para dejar el menor rastro posible de nuestra actividad en la Red. Y en cualquier caso, debe convertirse en un hábito que, antes de dejar el ordenador, borremos los archivos temporales, las cookies y cerremos sesión. Además, navegando por Internet, hemos de fijarnos en que las opciones “mantener sesión iniciada”, “no cerrar sesión” o “recordar contraseña” estén desactivadas.
  • Precaución al trabajar desde casa. Sabemos que a menudo no hay más remedio que continuar el trabajo utilizando nuestro propio ordenador, el móvil o la tablet, conectándonos a nuestra red de Internet doméstica. En estos casos, no solo hay que mantener las mismas recomendaciones de seguridad, sino incluso estar más alerta. Nuestros dispositivos personales pueden contener virus y programas maliciosos derivados de descargas o páginas web visitadas con anterioridad, así que no olvides mantener tu sistema operativo y el antivirus actualizado. También es posible que otras personas puedan acceder accidental o intencionadamente a tus archivos o programas del trabajo, por lo que lo ideal es utilizar una cuenta de usuario limitada con una contraseña segura exclusivamente para estos temas.

 

Recursos para profundizar

Si las recomendaciones anteriores ya son parte de tu rutina, te proponemos algunas ideas más para mejorar la seguridad en tu trabajo en el centro educativo.

Si los grupos de WhatsApp entre padres, madres y profesorado te traen de cabeza; no sabes cómo gestionar adecuadamente las redes sociales del centro; o dudas a la hora de permitir que tomen fotografías dentro del recinto escolar, en nuestro blog te ponemos al día. Allí también encontrarás información sobre las aplicaciones de gestión educativa, o nuestra serie de artículos de Coordinador TIC, donde te indicamos paso a paso cómo llevar a cabo esta función.

Además, para cualquier profesional del sector educativo interesado en mejorar la ciberseguridad de su centro, recomendamos el Itinerario Formativo de INCIBE, donde se recogen una serie de vídeos que explican de forma sencilla todo lo que debes saber en cuanto a prevención en el uso de Internet.

Por último, en nuestro portal tienes una sección creada especialmente para ti: nuestro Kit para educadores, con los recursos para trabajar el uso seguro y responsable de Internet con tus alumnos. Y recuerda que siempre puedes acudir a nuestra Línea de ayuda gratuita y confidencial (900 116 117), en la que un equipo multidisciplinar te asesorará en aspectos de prevención y resolución respecto a las dudas o conflictos que surjan en el centro.

 

Ya no hay excusas, este curso, ¡aprende más sobre la ciberseguridad con nosotros! Ahora es tu turno, deja tu opinión en los comentarios: ¿habitualmente sigues estas prácticas?, ¿consideras que es importante para los equipos educativos formarse en ciberseguridad?

configuración
Consejos
Herramientas

Añadir nuevo comentario